Hoy he descubierto la inocencia

traída desde la niñez

al ver en tí un hermoso regalo

envuelto en celofán y un gran lazo.

Mis manos desean

desenvolver con ternura

cada nudo y cada pliegue,

cerrar los ojos y dejar fluir

los cinco sentidos al tenerte.

Con la vista,

hablarte en silencio,

expresar cada emoción al descubrir

lo que tan generosamente

tu cuerpo me ofrece.

Con el gusto,

saborear milímetro a milímetro tu piel,

sin limites…desde el principio al fin.

Con el tacto,

descubrir tus puntos más erógenos

para que mi cuerpo reciba

en oleadas de pasión

la convulsión libre de los orgasmos.

Con el olfato,

llenarme de tus inciensos,

lavandas y sándalos,

dulces y amargos,

como vivir entre la adolescencia

y la sexualidad madura.

Con el oído,

escuchar tus palabras solicitando mi amor,

susurrando tus necesidades

que mis manos, boca y cuerpo cubren ardientes.

Hoy recuerdo cuando tenía una bolsa de caramelos

y deseaba llenarme con su dulce sabor.

Así eres tú para mi:

Un recuerdo de la niñez

que preña mi cuerpo de mujer.

© Manoli López                       Publicado el dia 22 de junio de 2024

LECTURAS -828
VISITAS HOY 3
VISITAS TOTALES LA BUENA LETRA 94622
Categorías: POÉSIAS

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *