¿De qué estás hecha? Te preguntan. Tú te quedas llena de asombro y le dices.

¿Pero es que no se ve?

Vengo del viento huracanado.

Vengo de la ambición del mar.

Vengo de lo más alto de los cielos.

Vengo de lo más profundo de un volcán.

Vengo del sitio donde habitan tus perjuicios.

Vengo de donde contigo mismo luchas.

Vengo de los confines de donde acaba el mundo según lo has conocido.

Cuando acabes con tu lucha, ven a mí decidido.

Porque en mi abrazo descansarás para toda la eternidad. No volverás a luchar.

Porque,

Soy la forja que dobla el hierro candente.

Soy la que no tiene miedo a la verdad.

Soy la que lucha con los vientos.

Soy la que lucha contra el mar.

Soy tus miedos.

Soy tus perjuicios.

Soy tu otra forma de mirar.

Soy la que a la verdad le pone precio porque no es para todos igual.

© Maite Cuervo

LECTURAS -491
VISITAS HOY 3
VISITAS TOTALES LA BUENA LETRA 94582
Categorías: POÉSIAS

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *