Escucha aquí «Buenas noches María»

Aquella fría noche de febrero había decidido asistir a la fiesta de disfraces que daban mis amigos en su casa. La fiesta terminó tarde y decidí ir caminando a casa para despejarme un poco.

Cuando ya había recorrido más de la mitad del camino, comencé a oír unos pasos detrás de mí, cada vez más cerca, miré hacia atrás y pude ver al monstruo persiguiéndome. Eché a correr, pero era la primera vez que llevaba tacones y me sentía torpe. Decidí quitármelos para así correr más rápido. Podía sentir el suelo frío bajo las plantas de mis pies y el pánico apoderándose de mí.

Finalmente, tras doblar la esquina pude llegar al portal sin que el monstruo me alcanzase.

Al llegar a casa, respiré hondo, luego, me quité la peluca y la falda que me había prestado mi hermana. Entonces fui a su habitación:

-¿Qué tal hermanito?- escuché aliviado.

-Buenas noches María-

                 ©Make Ben

LECTURAS -501
VISITAS HOY 1
VISITAS TOTALES LA BUENA LETRA 87058

2 comentarios

Make · 25/11/2023 a las 12:24

Pues desgraciadamente así es.

maria jesus · 25/11/2023 a las 10:20

Cuantas veces apretamos el paso, de noche, con miedo…y respiramos al abrir el portal y llegar a casa.
Muy buen relato

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *