Nunca se dio importancia.

No se creía nada.

Pero un día, se miró al espejo, se comparó

y se creyó muy grande.

De ese poder, le dotaron los otros.

© María José Mielgo Busturia                                 Publicado el día 16 de abril del año 2024

LECTURAS -696
VISITAS HOY 1
VISITAS TOTALES LA BUENA LETRA 87024

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *